Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una plataforma en línea rastrea los compromisos corporativos para eliminar la deforestación de las cadenas de suministro y producción. 

Antes de poder detener la deforestación, tenemos que saber qué está causándola. En el caso de los bosques tropicales, la respuesta es clara: la mayoría de la deforestación es impulsada por la agricultura comercial, es decir, la producción de palma, soya, madera y ganado – las llamadas “cuatro grandes” materias primas.

Pero las cosas están empezando a cambiar. Cientos de grandes empresas se han comprometido a reducir o eliminar la deforestación en sus cadenas de suministro. Al mismo tiempo, más inversionistas, corporaciones, grupos industriales, organizaciones sin fines de lucro, consumidores y Gobiernos están pidiendo más información sobre cómo las acciones de las compañías están afectando a los bosques.

Gran parte de este progreso está siendo impulsado por Supply Change, una plataforma global en línea que rastrea los compromisos corporativos para reducir la deforestación en las cadenas de suministro.

La plataforma, lanzada en 2015, hace seguimiento a los compromisos de deforestación de aproximadamente 450 empresas que producen, procesan, comercializan, fabrican o venden productos relacionados con las “cuatro grandes” materias primas.

Esta iniciativa también ha identificado al menos 100 empresas que han prometido ayudar a los pequeños agricultores a mejorar sus prácticas en un esfuerzo por reducir la deforestación”.


Crédito: Xico Putini/Shutterstock.com

Supply Change es la base de datos más grande, completa y accesible del mundo sobre compromisos de las empresas para reducir la deforestación”, explicó Ersin Esen, experto de ONU Medio Ambiente. “La plataforma permite a las personas monitorear e informar sobre este tema. Esto, a su vez, hace posible que empresas, asociaciones o gobiernos accedan a estos datos, que están cada vez más transparentes y disponibles”.

Supply Change es implementado por la organización sin fines de lucro Forest Trends y ONU Medio Ambiente, y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Cargill, Nestlé, Royal Dutch Shell, Starbucks y Unilever están entre las principales corporaciones multinacionales cuyos compromisos son revisados en esta plataforma.

“Siempre es realmente útil a nivel interno poder señalar la gran diversidad de actores ​​que están realmente interesados ​​en vernos cumplir [con nuestros compromisos de deforestación] y son solidarios frente a los desafíos que enfrentamos para lograrlo”, sostuvo Hannah Hislop de Unilever.

“Es alentador que más empresas estén progresando hacia cadenas de suministro libres de deforestación”, publicó la Gerente Senior del Programa de Bosques de CDP, Jillian Gladstone, en un artículo para el boletín de Supply Change. CDP, anteriormente conocido como Carbon Disclosure Project, administra el sistema de divulgación global que permite a las empresas, ciudades, estados y regiones medir y gestionar sus impactos ambientales, y ha estado asociado con Supply Change durante los últimos tres años.

La información sobre cómo están progresando las empresas “está disponible en más de la mitad de los compromisos seguidos por Supply Change en un período de dos años, lo que revela un aumento sustancial respecto al año pasado, cuando sólo uno de cada tres compromisos estaba respaldado con un progreso transparente”, explicó Gladstone.

Esta son las principales conclusiones del último informe de Supply Change, “Seguimiento de los compromisos corporativos con las Cadenas de Suministro libres de Deforestación”:

  • Los compromisos sobre la palma, y la madera y la pulpa continúan a la cabeza, mientras que las tasas de compromiso siguen siendo considerablemente más bajas para la soya y el ganado, lo cual es preocupante debido a su enorme contribución a la pérdida de bosques tropicales.
  • Las empresas privadas más pequeñas siguen estando rezagadas respecto a sus pares más grandes en términos de tasas de compromiso.
  • Los minoristas tuvieron la tasa más baja de compromisos – 54% – en comparación con sus pares que operan en niveles más “altos” dentro de las cadenas de suministro (procesadores, 72%; productores, 71%; comerciantes, 70 %; y manufactureros, 66 %).
  • Los compromisos que no van acompañados de informes de progreso corren el riesgo de quedar inactivos. Uno de cada cinco compromisos tiene una fecha límite que ya está vencida o que nunca tuvo una fecha objetivo – y nunca ha hecho disponible información de progreso. Un tercio de las 447 empresas con compromisos tienen al menos un compromiso inactivo.

Conoce más acerca de Supply Change en este artículo de Rural21: Grandes negocios, pequeñas fincas y compromisos de “no deforestación”

Fuente: PNUMA