Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Día Mundial de las Tortugas Marinas, que se celebra cada 16 de junio, es una oportunidad para descubrir más sobre estos fabulosos reptiles.

¿Desde cuándo existen las tortugas marinas?

Las tortugas marinas han existido desde que los dinosaurios vivían en la tierra, hace más de 100 millones de años. Son reptiles que respiran en aire  y habitan las aguas tropicales y subtropicales del océano en todo el mundo. Algunas especies son capaces de soportar una enorme presión, ya que se zambullen hasta a 900 metros de profundidad en el mar.

¿Dónde ponen sus huevos?

Las tortugas marinas anidan en miles de playas en decenas de países de todo el mundo. La mayor parte de sus vidas se la pasan en el mar. Regresan a la costa a poner huevos, a menudo haciendo largos viajes para ir a playas específicas año tras año.

Algunas especies, como la tortuga boba o caguama, migra más de 12.000 kilómetros entre playas de anidación en Japón y zonas de alimentación de la costa de México.

La temperatura de la arena determina el género de la tortuga marina. En las arenas más frías se producen más machos y en las cálidas más hembras. Dependiendo de la especie, pueden poner hasta 250 huevos en un nido; los huevos tardan unos 60 días en incubar.

 


Photo Credit: S.G. Dunbar/ProTECTOR Inc.

¿Cuáles son las principales amenazas que enfrentan las tortugas marinas?

Las tortugas marinas enfrentan muchas amenazas relacionadas con el ser humano, como las redes de pesca, el plástico oceánico, la destrucción del hábitat costero, la caza furtiva de huevos y adultos, y el cambio climático.

Investigaciones actuales sugieren que las tendencias al calentamiento debido al cambio climático pueden causar una mayor proporción de tortugas marinas femeninas, lo que podría afectar la diversidad genética en el futuro.

¿Cuántas especies hay?

Hay siete especies de tortugas marinas: boba, verde, laúd, carey, lora, olivácea y plana.

Seis de las siete especies están consideradas en peligro o vulnerables por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y dos especies, la lora y la carey, están consideradas en peligro crítico.

 


Photo Credit: S.G. Dunbar/ProTECTOR Inc.

 

¿Qué comen las tortugas?

Las tortugas marinas son omnívoras. Las verdes adultas son las únicas que comen exclusivamente plantas y en el Caribe las tortugas carey comen muchas esponjas.

Pero la dieta de una tortuga depende de su especie. La mayoría come medusas, aunque la tortuga laúd es la única especie que las come exclusivamente. Una laúd -que puede pesar hasta 900 kilogramos – es capaz de comer su propio peso en medusas diariamente.

Las carey se concentran en las esponjas de mar y comen hasta 1.000 por año, lo que ayuda a los arrecifes de coral a crecer, ya que compiten con las esponjas por el espacio. Las bobas se alimentan principalmente con crustáceos como langostas, erizos y cangrejos.

¿Existen acuerdos para protegerlas?

Un acuerdo intergubernamental concluido bajo el auspicio de ONU Medio Ambiente tiene como objetivo proteger, conservar, reponer y recuperar las tortugas marinas y sus hábitats en el Océano Índico y la región de Asia Suroriental.

El acuerdo, que entró en vigor en 2001, es el Memorando de Entendimiento sobre la Conservación y Manejo de las Tortugas Marinas y sus Hábitats del Océano Índico y Asia Suroriental.


Photo Credit: S.G. Dunbar/ProTECTOR Inc.

El comercio de la caparazón de las tortugas

La caparazón de la tortuga carey se ha utilizado para hacer diferentes productos desde hace miles de años. Los artículos de “concha de tortuga” han sido especialmente populares en Japón, donde se conocen como “bekko”. Entre la década de 1950 y 1990, más de 2 millones de conchas fueron enviadas de todo el mundo a Japón, donde los artesanos fabricaban productos para la venta.

A pesar de que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha hecho ilegal el comercio internacional de la caparazón de las tortugas, continúa la venta y exportación de productos en base a ese material.

En Latinoamérica, un informe reciente del grupo de campaña “Too Rare To Wear” documentó más de 10.000 artículos de caparazón a la venta en más de 200 tiendas de souvenirs de ocho países de la región. Estos productos se pueden encontrar en comercios de todo el trópico.

ONU Medio Ambiente anima a los viajeros a aprender a identificar los productos de cáscara de tortuga para evitar su compra.

Fuente: PNUMA