Compartelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Tierra podría perder pronto al mamífero marino más pequeño, que vive en el Golfo de California, en México. Para pedir su protección ONU Medio Ambiente incorpora a esta especie a su campaña #FerozporlaVida.

La vaquita marina, el más pequeño de todos los mamíferos marinos, puede desaparecer pronto para siempre. Quedan solo 30 individuos de esta especie en su hábitat natural, por lo que ONU Medio Ambiente la añadió a su campaña Feroz por la Vida para pedir acciones inminentes, a propósito de la celebración del Día Internacional para salvar a la Vaquita Marina, el 8 de julio.

Este tipo de marsopa está enfrentando la extinción, principalmente debido a la pesca ilegal de la totaba en el Golfo de California, en México.

La totaba misma es un pez amenazado que tiene los mayores niveles de protección en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) –no se permite su comercialización-. Sin embargo,  sigue siendo capturada debido a la demanda de su vejiga natatoria, principalmente en China.

Las vaquitas se ahogan cuando son capturadas en gigantes redes de enmalle y no pueden alcanzar la superficie para respirar. De acuerdo con un informe de enero de 2017 del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita, la población había decaído a unos 30 individuos, lo que representa una disminución de más de 90% desde 1997.

El 7 de junio de este año el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció que haría permanente una prohibición a las redes de enmalle en el hábitat de la vaquita, lo que entró en vigor el pasado 30 de junio. Junto con esa restricción, el Gobierno tomó una serie de medidas para impedir la pesca y controlar las actividades marinas en ese espacio acuático.

Para evitar que se eludan las normas, se prohibió la pesca nocturna y se estableció un estricto monitoreo de la salida y entrada de naves autorizadas en esta zona protegida.  Además se decidió que, como única esperanza de supervivencia, se capturará a algunas de las vaquitas marinas para desarrollar un programa de cría en cautiverio en un refugio temporal seguro.

La propuesta de un programa de reproducción enfrenta el desafío de mantener a las vaquitas en espacios controlados, debido a su sensibilidad a las perturbaciones y el estrés.


Crédito: Greenpeace

Iniciativas exitosas para mantener en cautividad a las marsopas solo han prosperado en años recientes. Este esquema involucra el uso de delfines entrenados por la Marina de Estados Unidos para localizarlas, así como aeronaves y una embarcación equipada con una torre de observación.

Las vaquitas serán capturadas con redes de enmalle de salmón y algunas serán marcadas para su monitoreo satelital y liberadas con fines de investigación, mientras que otras permanecerán en cautividad. Las últimas serán transferidas a recintos marinos a lo largo de la costa del Golfo de California, donde habrá grandes piscinas para ofrecerles cuidados especiales en caso de que sea necesario.

Cuando la campaña para eliminar la amenaza de las redes de enmalle logre su cometido, las vaquitas en cautiverio serán liberadas de nuevo en la vida silvestre.

Una exitosa misión similar de rescate se hizo con el cóndor americano en la década de 1980, cuando todos los individuos que vivían en la naturaleza fueron capturados para su reproducción. Ahora hay más de 200 cóndores solo en el sector oeste del Pacífico norte de Estados Unidos.

WWF y las fundaciones del empresario mexicano Carlos Slim y el actor estadounidense y activista ambiental Leonardo DiCaprio  también apoyan los esfuerzos para salvar a esta marsopa.

La vaquita es la 14° especie que ONU Medio Ambiente incorpora a su campaña Feroz por la Vida.

Datos sobre la vaquita:

  • El conocimiento científico sobre la vaquita marina surgió en 1958.
  • Con un aproximado de 1,5 metros de largo, este tipo de marsopa es la especie más pequeña entre los cetáceos.
  • Su hábitat es de 4.000 kilómetros cuadrados, solo ¼ del tamaño del área metropolitana de Los Ángeles.
  • A diferencia de otras marsopas,  las vaquitas dan a luz cada dos años.
  • Las crías nacen entre marzo y abril.
  • Cada individuo vive entre 20 y 21 años.
  • Las vaquitas nunca han estado cautivas en acuarios.
  • Este el mamífero marino más escaso y amenazado del mundo.

Fuente: PNUMA