CAMBIO CLIMÁTICO

 

 

 

ECAMBIO CLIMÁTICO ESTÁ SUCEDIENDO” Y “LA EVIDENCIA CIENTÍFICA ES CLARA”.
EPA -Agencia de Protección del Ambiente de EE.UU.

El cambio climático es definido como un cambio estable y duradero en la distribución de los patrones del clima en ciclos de tiempo, que van desde décadas, hasta millones de años.    En las revistas científicas del  IPCC Intergovernmental Panel on Climate Change de la ONU,calentamiento global” se refiere al aumentos de temperaturas superficiales, mientras que cambio climático involucra  al “calentamiento global”, y a todos los otros aspectos sobre los que influye un aumento de los gases de efecto invernadero.

La evidencia se basa en observaciones de los aumentos de temperatura del aire y de los océanos, el derretimiento de hielos y glaciares en todo el mundo y el aumento de los niveles del mar a nivel mundial, y además de otras señales claras de cambio.

Tenemos entonces que: El cambio climático es “el cambio global del clima atribuido directa o indirectamente a la contribución de actividades humanas que alteran la composición de la atmósfera mundial…”

El hombre ha cambiado el clima y sus crecientes emisiones de dióxido de carbono y otros gases provocan y provocarán un peligroso calentamiento de la temperatura de la Tierra, además de otros trastornos meteorológicos, como, frecuentes olas de altas temperaturas, huracanes o sequías que se dejarán sentir y continuarán, en todo nuestro planeta, durante más de un milenio”

                                                                                                                                             IPCC1, PARIS 2007

 Haga click sobre la imagen para agrandar

HECHOS INDISCUTIBLES: Hay más CO2 en la atmósfera, el dióxido de carbono es el contribuidor principal y dominante al cambio climático actual y su concentración atmosférica ha aumentado desde un valor de 278 partes por millón ppm en la era preindustrial,  hasta 397 partes por millón ppm en la actualidad, naturalmente con tendencia a seguir subiendo ya, que como vimos anteriormente, la baja se produce en un lapso muy prolongado.

Para comenzar a mitigar el crecimiento irreversible en el corto y mediano plazo y sus consecuencias, las emisiones de gases de efecto invernadero deberían haber alcanzado su pico máximo en el año 2015 y, luego, bajar progresivamente después de esa fecha, hasta llegar a  una disminución del 50% para el año 2050. Si reveen la gráfica anterior sobre el comportamiento del CO2 atmosférico, notarán que no hay una disminución sino lo contrario, un aumento del nivel.

En consecuencia del fenómeno anterior, se ha provocado un aumento de las temperaturas a nivel mundial.
Hasta el 2016, 12 de los últimos 14 años han sido de los años más calurosos que se tienen en registro desde 1850. El aumento de temperatura promedio en los últimos 50 años es el doble del de los últimos 100 años. La temperatura global promedio aumentó 0.74ºC durante el siglo XX.

Concentración de dióxido de carbono (CO2) Atmosférico

La tierra absorbe la radiación del Sol, sobre todo en la superficie. Esta Energía es redistribuida  luego por las circulaciones atmosféricas y oceánicas, y es irradiada nuevamente al espacio en longitudes de onda más largas, infrarrojas.

Para la media anual y para la Tierra en su conjunto, la energía  de la radiación solar que ingresa, se equilibra aproximadamente con la radiación terrestre saliente. Cualquier factor, tal como ocurre con los GEI, que alteren la radiación recibida del Sol, o pérdida en el espacio, o bien, que altere la redistribución de energía  dentro de la atmósfera y entre atmósfera, tierra y océano, puede afectar o, afecta todo el clima de la Tierra.

Todo cambio en el equilibrio radiactivo de la Tierra, incluso los debido a un incremento de los GEI o en los aerosoles, alterará el ciclo hidrológico mundial y la circulación atmosférica y oceánica, afectando por lo tanto las pautas meteorológicas y las temperaturas y precipitaciones regionales.

 

El cambio climático puede estar limitado a una región específica, como puede también abarcar toda la superficie terrestre.

El término, se refiere específicamente al cambio climático causado por la actividad humana, a diferencia de aquellos causados por procesos naturales de la Tierra y el Sistema Solar.

En este sentido, especialmente en el contexto de la política ambiental, el término cambio climático ha llegado a ser sinónimo de calentamiento global antropogénico, o sea un aumento de las temperaturas por acción de los humanos.

Un cambio en la energía radiactiva neta disponible para el sistema mundial de Tierra-atmósfera se denomina, forzamiento radiactivo.

Los forzamientos radiactivos positivos tienden a calentar la superficie de la Tierra y la atmósfera inferior. Mientras que, los forzamientos radiactivos negativos tienden a enfriarlas. Los  aumentos en las concentraciones de gases de efecto invernadero GEI, reducirán o reducen la eficiencia, mediante la  cual, la superficie de la Tierra irradia energía al espacio.

Entonces, la atmósfera absorbe más radiación terrestre que se desprende de la superficie, y vuelve a emitirla en altitudes superiores y a temperaturas más bajas.  Así se produce un forzamiento radiactivo positivo que tiende a calentar la atmósfera inferior y la superficie.

Como se expulsa menos calor hacia el espacio, se refuerza el efecto invernadero, es decir, que se intensifica un efecto sucedido en la atmósfera de la Tierra que,  ha ocurrido además,  durante miles de millones de años, debido a la presencia de los GEI que se producen naturalmente: vapor de agua, dióxido de carbono, ozono, metano y óxido nitroso.

  • Además, muchos GEI permanecen en la atmósfera durante siglos después de haber sido emitidos, introduciendo así un compromiso a largo plazo de forzamiento radiactivo
  • Cuando cambian los forzamientos radiactivos, el sistema climático responde en diversas escalas temporales. Esto significa que la respuesta transitoria a un cambio –positivo o negativopuede durar miles de año.

Todo cambio en el clima inducido por los seres humanos, se añadirán a las variaciones climáticas naturales, que se producen en toda una  gama de escalas temporales y espaciales.                                                                 IPCCC/2001

“En la medida que la sociedad mundial internalice la existencia del cambio climático y comprenda las peligrosas consecuencias que éste cambio acarrea para la humanidad, los mercados de capitales se verán obligados a trabajar arduamente para, -contribuir desde su rol en la economía global- en la lucha contra los desastres ambientales”.

 

Colaboraciones | Pregúntanos